Tal y como se había rumoreado en las últimas semanas, ayer se presentaron dos nuevos smartwatches: el LG Watch Style y el LG Watch Sport. A diferencia de los anteriores relojes inteligentes de LG, éstos modelos han sido diseñados en colaboración con Google.

Ambos cuentan con un diseño circular y una corona digital (que recuerda a la del Apple Watch), pero están pensados para públicos distintos. Vamos a repasar las principales características de cada uno de ellos.

LG Watch Sport

Se presentó como el smartwatch con Android Wear más potente hasta la fecha. Incorpora el procesador Snapdragon Wear 2100 a 1,1 Ghz, con 768 GB de RAM y una batería de 430 mAh. Su nombre invita a pensar que el reloj está orientado a deportistas. En este sentido, cuenta con monitor de frecuencia cardíaca, GPS y barómetro. Tiene una certificación IP68 de resistencia al agua, aunque nos hubiera gustado que fuese mayor, como en los Pebble o el Apple Watch Series 2.

LG Watch Sport smartwatch

Por otro lado, cuenta con el chip NFC, para realizar pagos, y conectividad LTE. Esta última le otorga mayor independencia del smartphone. Sin embargo, habrá que esperar a que aterrice en España para ver si realmente llega con esta aplicación. Y, si lo hace, aún quedará saber si estará vinculada a alguna operadora en particular o no.

En el lateral cuenta con una corona digital y dos botones dedicados, uno a Android Pay y otro a Google Fit. Este detalle indica que el fitness y los pagos sencillos (en este caso mediante Android Pay) son dos de los principales reclamos del smartwatch. De hecho, ambas funcionalidades son protagonistas del video promocional de Android Wear, que puedes ver más abajo.

En definitiva, el LG Watch Sport es un smartwatch muy completo. El principal inconveniente puede ser su tamaño. Y es que estamos hablando de un dispositivo más grande que el Samsung Gear S3. Tiene cerca de 50mm de diámetro y 14mm de grosor, lo cual lo sitúa en la misma línea que los modelos deportivos Casio WSD-20 y Nixon Mission. De esta forma, resultará muy atractivo a los amantes de los relojes grandes, pero no seducirá al público que busca algo más pequeño o discreto.

El smartwatch estará disponible a partir de esta misma semana en Estados Unidos por 349 dólares. Pero, para su llegada a Europa, tendremos que esperar algunas semanas más.

LG Watch Style

En este modelo se ha puesto mayor énfasis en el diseño. Sin embargo, esto implica ciertos sacrificios en el aspecto técnico. Y es que, a diferencia de su hermano mayor (el Sport), no cuenta con monitor de frecuencia cardíaca, GPS, NFC o conectividad LTE. Por otro lado, aunque incorpora el mismo procesador, tiene menos memoria RAM (512 MB).

LG Watch Style smartwatchAdemás del espacio ahorrado por no incluir tantos sensores, la batería también es menor (240 mAh). Como resultado, éste modelo tiene un tamaño y un grosor más apto para muñecas pequeñas (menos de 11mm). Es una lástima que, para conseguir un tamaño más razonable, hayan tenido que dejar fuera tantas funcionalidades. Debido a esto, en esta línea de smartwatches, el Moto 360 2 o el Huawei Watch, pueden resultar opciones más atractivas.

El LG Watch Style se podrá elegir en 3 colores: plateado, rosa y titanio. Vendrá acompañado de dos correas intercambiables (18mm), una de piel y otra de silicona. Este detalle deja patente que su nombre no está elegido al azar.

El precio será de 249 dólares y también tardará unas semanas en llegar a nuestro territorio.

Android Wear 2.0

Se ha hecho esperar, pero finalmente la nueva versión de Android Wear ha llegado. Recordemos que fue presentada en mayo del año pasado en la Google I/O, aunque su salida se retrasó de otoño 2016 a principios de 2017.

Android Wear 2.0 supone una mejora sustancial del sistema operativo, muy necesaria para ponerse a la altura de WatchOS y Tizen. Entre los cambios, destacan una nueva interfaz más intuitiva y una mayor independencia de las aplicaciones. Y es que, a partir de ahora, podrás descargar apps del Google Play directamente en el reloj.

Puedes repasar todas las novedades que acompañan a esta versión en post que le dedicamos en el momento de su presentación en el Google I/O 2016.

Tal y como comentábamos, creemos que esta actualización era vital para mantener el interés por los smartwatches con Android Wear. De hecho, es probable que el retraso de su salida haya provocado parte de la perdida de interés por los relojes de la plataforma durante 2016.

En cualquier caso, ya está aquí. Y además, con dos modelos nuevos que, sobre el papel, no tienen mala pinta. El resto de smartwatches con esta plataforma irán recibiendo la actualización durante las siguientes semanas. Cabe destacar que algunos modelos como el Moto 360 de primera generación o el LG G Watch se quedarán fuera.

Si quieres ver todos los modelos que se actualizarán puedes echar un ojo a nuestro post actualizado de Android Wear 2.0.

¿Te resultan interesantes los nuevos modelos? ¿Estás deseando que llegue la actualización para tu smartwatch? Déjanos tu opinión en el área de comentarios.