sensorHace muchos meses que se habla del Apple Watch (¿demasiados?). Todo el mundo estaba expectante por ver qué tenía que ofrecer Apple en el emergente campo de los smartwatches. Con motivo de su presentación oficial publicamos un post en el que recogíamos todos los datos acerca del Apple Watch y hoy os presentamos este artículo en el que os contaremos nuestra experiencia tras dos semanas utilizándolo. En este caso nos centraremos en el funcionamiento y las sensaciones que nos ha transmitido el smartwatch (concretamente el modelo Sport), más que inundaros con datos técnicos. Sin más preámbulos, veamos qué nos ofrece el Apple Watch a día de hoy.

Diseño

Apple ha optado por un diseño cuadrado, que contrasta con la tendencia de los smartwatches circulares más recientes, como el Moto 360, el LG G Watch R o el Huawei Watch. Es posible que la elección se deba a que es más cómodo mostrar información en ese formato de pantalla, al cual ya estamos acostumbrados. Como era de esperar, el Apple Watch tiene un acabado exquisito, en la línea de los productos de la compañía de Cupertino. Desde el primer momento deja patente que no se ha ideado sólo como un gadget sino también como un complemento de moda. Recordemos que el Apple Watch se puede elegir en dos tamaños, 38mm y 42mm. Nosotros hemos probado el modelo de 42mm, el cual nos parece un tamaño muy adecuado (similar al Pebble Time) incluso para muñecas no muy grandes. Salvo que tengas una muñeca realmente pequeña nuestra recomendación es que te decantes por el modelo de 42mm.

Apple Watch

El marco del reloj es extremadamente fino, lo que permite que la pantalla ocupe prácticamente toda la parte frontal del smartwatch. Ésta se encuentra protegida por un cristal Ion-X curvado, perfectamente integrado con la caja de aluminio. A pesar de tratarse del modelo más económico, el cuerpo del reloj transmite una tremenda sensación de calidad. En el lateral derecho se encuentran la corona digital y el botón de apagado/encendido, mientras que en el izquierdo están los orificios del micrófono y el altavoz. La parte posterior de la caja, algo abultada, contiene los 4 LEDs del monitor de frecuencia cardíaca protegidos por cristal de zafiro.

Apple Watch monitor de frecuencia cardíaca

El reloj viene acompañado de una correa de plástico (fluoroelastómero para ser precisos) de color negro, muy cómoda y agradable al tacto. Además, en la caja del smartwatch podrás encontrar una segunda correa de menor tamaño para que elijas la que mejor se ajusta a tu muñeca. Todas las correas son compatibles con los distintos modelos de cuerpos, siempre que sean del mismo tamaño (38mm o 42mm). Éstas son muy fáciles de cambiar, sólo hay que apretar el botón de anclaje y deslizar la correa hacia un lateral. La idea de que el Apple Watch está pensado como prenda de vestir queda reforzada por la posibilidad de elegir entre 48 modelos. Además, ahora comienzan a aparecer correas de otros fabricantes compatibles con el Apple Watch, lo que permitirá una mayor de personalización del smartwatch.

En definitiva, el Apple Watch tiene una construcción impecable y es muy cómodo de llevar.

Características técnicas

El Apple Watch consta de una pantalla retina con una densidad de 322ppp (pixeles por pulgada). Y lo cierto es que luce espectacular en interiores, no en vano ha sido calificada como la mejor pantalla de smartwatch por DisplayMate Lab. Aunque también es cierto que cuando el sol incide directamente en ella la visibilidad se ve reducida.

Apple Watch pantalla

El Apple Watch se empareja con el iPhone mediante Bluetooth 4.0 LE. La ventaja es que, al contar también con conectividad WIFI, disfruta de una transmisión de datos más rápida y el rango de uso es mucho mayor. Es decir, puedes alejarte más del iPhone sin perder la conexión. A partir de la próxima actualización del sistema operativo, WatchOS 2, se sacará más partido a esta conectividad, ya que podrás conectarte directamente a redes WIFI desde el Apple Watch. Esto dotará al smartwatch de cierta independencia del iPhone.

El procesador Apple S1 mueve con soltura el sistema operativo aunque su verdadera potencia se podrá evaluar mejor cuando lleguen las aplicaciones nativas en WatchOS 2, ya que, por el momento, las aplicaciones se ejecutan en el iPhone.

El Apple Watch tiene una resistencia al agua IPX7 que permite tener el reloj sumergido hasta un metro bajo el agua durante media hora. Esta especificación nos asegura que está protegido contra el sudor o lluvia. También te puedes duchar con él sin problema, pero no es muy recomendable sumergirlo por periodos prolongados.

La autonomía del reloj fue una de las características más comentadas (y criticadas) incluso antes de que saliera al mercado. En nuestras manos, la batería dura un día completo sin problemas, lo cual no se encuentra tan lejos de lo que ofrecen otros smartwatches. Eso sí, debes cargarlo cada noche, ya que no aguantará un segundo día con una sola carga. Obviamente la duración de la batería dependerá de la cantidad de notificaciones, llamadas… y de cuanto lo utilices para hacer deporte (ya que esto consume más). Si estás apurado de batería puedes activar el modo ahorro de energía, que apaga los sensores del smartwatch y la conectividad con el iPhone. De esta manera te quedarás con un reloj que da la hora. Para cargar el smartwatch se coloca el cargador tipo Magsafe en la parte trasera del reloj, el cual se engancha por magnetismo. En esta parte trasera, precisamente, es dónde se encuentra el monitor de frecuencia cardíaca, que irá tomándote el pulso durante todo el día, incluyendo tus actividades deportivas. De nuestra comparación con un pulsómetro de pecho contrastado, como el Polar H7, podemos decir que el monitor de frecuencia cardíaca óptico del Apple Watch es bastante preciso.

Apple Watch cargando

El smartwatch también cuenta con un chip NFC que cobrará especial protagonismo cuando Apple Pay llegue a España. Por el momento este servicio sólo está disponible en EEUU y UK.

El Apple Watch tiene un puerto escondido bajo el anclaje de la correa. Esto ha dado pie a especulaciones acerca de la posible fabricación de correas inteligentes o  “smartstraps” que amplíen las funcionalidades del reloj en un futuro. La idea no parece del todo descabellada, ya que el recientemente lanzado Pebble Time cuenta con un puerto que permitirá añadir nuevos sensores (GPS, monitor de frecuencia cardíaca, NFC…) mediante las smartstraps. En caso del Apple Watch, la incorporación de una correa con GPS y/o batería extra nos parece una opción muy interesante, aunque por el momento Apple no ha insinuado nada al respecto.

Apple Watch puerto oculto

Si quieres ver todas las especificaciones técnicas del Apple Watch puedes echar un ojo a la tabla que preparamos para nuestro post “Apple Watch: todo lo que se sabe hasta el momento”.

Sistema operativo y aplicaciones

La puesta en marcha del Apple Watch es bastante sencilla, sólo necesitas abrir la aplicación Apple Watch en el iPhone y capturar con la cámara el código que aparece en la pantalla del reloj. A partir de ese momento, unicamente tienes que seguir las instrucciones de la aplicación del iPhone, y, en pocos minutos, tendrás el smartwatch configurado y listo para utilizarse.

Apple Watch iPhone app

El sistema operativo que utiliza el Apple Watch se denomina Watch OS. Éste presenta una interfaz con un “universo de aplicaciones” representados por iconos redondos de distintos tamaños, por los que te puedes mover desplazando el dedo y utilizando la corona digital para hacer zoom. Cabe mencionar que la corona digital tiene un papel primordial a la hora de manejar el reloj. No sólo sirve para hacer zoom, también lo usarás para hacer scroll en los menús y su lateral actúa como botón home. Su funcionamiento es muy preciso y tiene la ventaja de que, cuando interaccionas con ella, no tapas la pantalla, cosa que sí ocurre  cuando utilizas la pantalla táctil.

Si deslizamos el dedo de arriba hacia abajo en el watchface (o esfera), aparecerán las notificaciones. Cuando deslizamos desde abajo hacia arriba llegaremos a “Vistazos”, que son una especie de cartas con información que nos puede interesar (tiempo, calendario…). En cambio, si pulsamos la corona digital iremos al universo de aplicaciones, desde donde podremos abrirlas. Nos hubiera gustado poder quitar algunos iconos del sistema, ya que pensamos que sería más sencillo navegar por un universo de aplicaciones más reducido (además, a diferencia de como sucede en el iPhone, no puedes colocarlas en un carpeta y olvidarte de ellas). Para volver a la esfera hay que apretar de nuevo la  corona digital. Si apretamos dos veces en la corona digital, podemos volver a la última aplicación abierta. La navegación por el reloj al principio no es del todo intuitiva y se necesita un tiempo de aprendizaje. Por eso, en unos días publicaremos un video con los trucos para dominar perfectamente el Apple Watch.

Force Touch

El botón inferior nos lleva a los contactos. Desde aquí podemos mandarles mensajes o llamarlos. Gracias a que el smartwatch lleva altavoz y micrófono, se puede atender la llamada directamente desde él. La llamada se puede transferir fácilmente al móvil; tan sólo tienes que desbloquearlo.

Una característica única de la pantalla del Apple Watch es que detecta la presión que aplicamos sobre ella. A diferencia de un toque normal en la pantalla, una presión más acusada (Force Touch) nos permite desplegar menús con más opciones. Una forma sencilla de entenderlo es pensar que el Touch Force actúa como si fuera el botón secundario del ratón. Nos parece una forma inteligente de aprovechar mejor una superficie tan limitada como la de la pantalla de un smartwatch.

La pantalla del reloj está normalmente apagadaPara encenderla puedes tocar la pantalla, los botones o girar la muñeca. Si bien el gesto de levantar la muñeca funciona bastante bien, es inevitable que alguna de las veces  que mires al reloj te encuentres con una pantalla negra. Esto nunca nos ha sucedido con el Pebble Time, ya que tiene la pantalla siempre encendida.

Siri (el asistente de voz de Apple) es muy útil en un smartwatch, ya que permite responder emails y mensajes de forma sencilla. Puedes elegir entre enviar el audio o el texto de tu respuesta. En caso de que te encuentres en una situación en la que no puedas hablar, también podrás responder a mensajes con frases predefinidas. Siri también es de gran ayuda a la hora de añadir eventos en tu calendario, recordatorios o alarmas de forma sencilla y rápida.

Apple Watch Entreno

El Apple Watch además de ser una ventana secundaria para las notificaciones del iPhone, tiene la intención de convertirse en tu complemento ideal de fitness. El reloj cuenta con la aplicación Actividad que cuantificará tus movimientos (tiempo sentado, de pie, caminando…) y te invitará a que seas más activo. De hecho, incluye una alarma que te recordará que te levantes cada 50 minutos. Esto puede ser útil si trabajas delante del ordenador y tiendes a pasarte horas sin moverte. Por otro lado, está la aplicación Entreno, en la que puedes elegir entre distintas actividades como andar, correr, bici…etc. Durante el entrenamiento puedes ver la distancia recorrida, calorías quemadas, pulsaciones…etc. A pesar de tratarse de una aplicación muy básica, tiene la ventaja de que puede utilizarse de forma independiente al teléfono (aunque no guardará el recorrido en el mapa, ya que no tiene GPS). El resto de aplicaciones más completas como Runkeeper o Runtastic no pueden utilizarse sin el iPhone y tampoco pueden acceder a los datos del pulsómetro. Esto cambiará cuando llegue WatchOS 2 este otoño. Nosotros hemos utilizado la aplicación iSmoothRun, una de las mejores de running para el iPhone, que cuenta con soporte para el Apple Watch. En la aplicación se pueden configurar los datos que quieres que se muestren en pantalla, distancia, ritmo promedio… incluso las pulsaciones por minuto. Es una de las pocas aplicaciones que muestra las pulsaciones de un monitor de frecuencia cardíaco Bluetooth (en nuestro caso el Polar H7) y funciona muy bien. El precio de la aplicación es un poco elevado pero tiene un mundo de posibilidades y los amantes del running no se arrepentirán de comprarla. Si no necesitas una aplicación tan avanzada puedes usar Runkeeper, que es gratuita.

El Apple Watch también se puede emparejar con unos auriculares Bluetooth, para escuchar música de forma independiente del teléfono. Para ello, tendremos que descargar primero la música en el reloj directamente desde el iPhone. Además, también se puede conectar a otros dispositivos Bluetooth como altavoces o sensores (que ampliarían sus funcionalidades).

Apple Watch bluetooth

Una de las ventajas de un smartwatch es la de mostrar información útil en tu muñeca y el Apple Watch consta de varias aplicaciones que sacan partido de ello. Por ejemplo, en la aplicación de mapas puedes introducir el destino al que deseas ir y las indicaciones para llegar se mostrarán en tu muñeca. Además, el smartwatch vibrará cuando tengas que cambiar de dirección. En este sentido una aplicación extremadamente útil es Citymapper, que te pone al alcance de la muñeca toda la información del transporte público de tu ciudad (siempre y cuando esté en su listado). También existen aplicaciones como ¿Dónde ir? que te ayudarán a encontrar todo tipo de puntos de interés que se encuentren cerca de ti, como restaurantes, comercios, gasolineras…. Estas aplicaciones que te ofrecen información contextual son especialmente útiles en tu muñeca.

Otras aplicaciones útiles son las que te permiten bloquear/desbloquear tu mac desde el Apple Watch, como Knock o MacID, las cuales evitan tener que introducir la contraseña cada vez. En este análisis sólo hemos comentado muy superficialmente algunas de las aplicaciones que, en nuestra opinión, mayor provecho sacan del smartwatch de Apple. Más adelante publicaremos un post exclusivo centrado en las mejores aplicaciones para el Apple Watch y explicaremos el funcionamiento de las mismas.

Apple Watch mapas

Cabe mencionar que, como las aplicaciones se ejecutan en el iPhone, algunas de ellas necesitan varios segundos para abrirse en el reloj. Esto puede llegar a ser molesto pero se solucionará este otoño con la llegada de WatchOS 2 y, por lo tanto, de las aplicaciones nativas, que se ejecutarán en el propio Apple Watch.

El Apple Watch es compatible a partir del iPhone 5El precio varía mucho dependiendo de los materiales del reloj y las correas que elijas. El modelo Sport de 42mm que hemos probado es uno de los más económicos y cuesta 469€ (el de 38mm cuesta 419€). Si quieres ver todos los precios de los distintos modelos tenemos una tabla que los resume en nuestro anterior post sobre el Apple Watch.

Conclusiones

El Apple Watch se encuentra entre los mejores smartwatches del momento, de eso no hay duda. El acabado del reloj es excepcional, luce muy bien en la muñeca y es muy cómodo de llevar. Funciona muy bien como ventana interactiva para tus notificaciones y es un excelente complemento de fitness. El funcionamiento del dispositivo podría ser más intuitivo, aunque acabas acostumbrándote. De las cerca de 3500 aplicaciones disponibles sólo unas pocas están realmente optimizadas para el Apple Watch (por el momento), pero éstas son realmente útiles (no te pierdas nuestro próximo post con las mejores aplicaciones). El sistema operativo también tiene margen de mejora, pero la llegada de WatchOS 2 y las aplicaciones nativas este otoño suplirán gran parte de las deficiencias. A nuestro juicio el principal punto negativo del Apple Watch es su precio, ya que el modelo más económico comienza en 419€. Es cierto que, si lo enmarcas en el contexto de un complemento de moda (como pretende serlo), puede no ser tan desorbitado, ya que hay relojes tradicionales con precios superiores. Pero desde el punto de vista tecnológico, y en comparación con otros smartwatches, sigue siendo un precio un tanto elevado.

Apple Watch

Entonces, la pregunta es ¿merece la pena comprarse un Apple Watch? Para responderte a esto, primero hay que tener en cuenta que un smartwatch no es un dispositivo indispensable, pero sí es tremendamente útil. Por lo tanto, debes pensar qué tipo de uso le vas a dar. Si para ti es importante poder responder emails, mensajes y llamadas desde el smartwatch y no te importa cargarlo cada noche, el Apple Watch te va a encantar. Si, por el contrario, prefieres cargar una vez a la semana el smartwatch y con visualizar las notificaciones que te llegan tienes suficiente, es posible que el Pebble Time se ajuste más tus necesidades (y presupuesto).

¿Tienes un iPhone y aún dudas sobre que smartwatch comprar?. No te preocupes, en las próximas semanas publicaremos una comparación entre el Pebble Time y el Apple Watch que puede ayudarte a decidir.

Actulización: ya puedes ver la comparativa del Apple Watch vs Pebble Time.

Si tienes alguna pregunta acerca del Apple Watch y su funcionamiento, no dudes en dejarnos tu comentario abajo.